Cada vez son más relevantes las empresas que desarrollan tecnología de energía, el constante crecimiento de la conservación ambiental las han convertido en una opción viable, la energía barata que supuso el petróleo se ha estado encareciendo a lo largo del siglo XX. El aumento continuo de la demanda y una posible contracción de la oferta, han disparado sus precios. Muchos expertos han alertado de que estamos próximos, o que incluso ya hemos pasado el temido peak oil. Además, la contaminación y calentamiento global han sido factores que han influido en la búsqueda de fuentes de energía más respetuosas con el medio ambiente. Desastres nucleares como el de Chernobyl o Fukushima han aumentado las preocupaciones sobre la seguridad de la energía nuclear, que cuenta con una larga historia de accidentes nucleares desde los años 50.

Ante este entorno, las energías renovables han surgido como la mejor alternativa para solucionar todos estos problemas energéticos. Durante los últimos años ha habido una concienciación generalizada sobre el importante papel que las energías renovables deben tener en el futuro, por lo que han sido fomentadas por gobiernos de todo el mundo. Sin embargo, aunque su producción ha aumentado durante las últimas décadas, a día de hoy el porcentaje que supone la producción de energías renovables no alcanza el 20% del total de energía producida a nivel mundial.

La búsqueda de energías alternativas limpias ha tomado diversos caminos; desde el uso de paneles solares, instalación de turbinas eólicas hasta tecnologías modernas hidroeléctricas, que desplazan cada vez más a las plantas eléctricas a carbón y nucleares.

Como caso curioso, las empresas que apuestan a la energía renovable y se alejan de los combustibles fósiles se están valorizando más en bolsa.

La tercera versión del informe Carbon Clean 200TM, una lista de las 200 empresas más grandes del mundo que se transan en bolsa y que obtienen ingresos significativos a partir de energías limpias, revela que alejarse de las energías sucias es más rentable.

De acuerdo al informe, las empresas Clean200TM generaron un retorno del 16,9% contra una caída del 1,2% en el índice de referencia para combustibles fósiles de la investigación, el S&P 1200 Global Energy Index.

El Clean200TM clasifica a las mayores empresas de capital abierto en todo el mundo por sus ingresos totales de energía limpia evaluados por Bloomberg New Energy Finance (BNEF). Para ser elegible, una compañía debe tener una capitalización de mercado superior a los USD 1.000 millones (final del tercer trimestre de 2017) y obtener más del 10% del ingreso total de fuentes limpias de energía.

Amazon, Google y Apple están entre las empresas que más están avanzando en el uso de energía 100% renovable, las empresas tienen la opción de usar por tanto energías sucias y contaminantes o usar energías limpias y ser un ejemplo para las demás corporaciones y para la sociedad. Las principales conclusiones del informe son que Apple, Google y Facebook están realizando algunos de los mayores avances hacia el uso de energía 100% renovable del sector, mientras que empresas como Netflix, Amazon Web Services y Samsung quedan aún rezagadas.

La búsqueda de energías alternativas limpias ha tomado diversos caminos; desde el uso de paneles solares, instalación de turbinas eólicas hasta tecnologías modernas hidroeléctricas, que desplazan cada vez más a las plantas eléctricas a carbón y nucleares.

El hecho de que bajen cada vez más los costos de los sistemas de energía fotovoltaica, así como el creciente interés en el mundo por el tema de las energías limpias, hace que se extienda cada vez más el uso de energía renovable ya que sus rendimientos son altos porque vienen de inversiones que pueden representar un riesgo relativo, ya que la tecnología en este sector evoluciona tan rápidamente que el mayor peligro para una empresa de energía fotovoltaica es quedarse rezagada en innovación o ser superada en precios por sus competidores, además, en los últimos años, se vio una pérdida de impulso en el sector dada la caída de los precios mundiales del petróleo, que lo convirtió de nuevo en un combustible atractivo para algunas industrias. Sin embargo, el hecho de que el nivel de los precios haya permanecido constante le ha restado novedad y ha dado paso a un nuevo interés en las energías renovables, cada vez más baratas y más ampliamente disponibles.

Ciertamente estamos en un momento clave dentro de la revolución energética. La producción de energía eléctrica renovable  bate récords y sirva como ejemplo el Fondo de la Familia Rockefeller, que ha decidido retirar sus inversiones en los combustibles fósiles porque consideran “moralmente reprobable” invertir en compañías petroleras.

Debería de haber más inversión publica en las energías renovables porque es necesario cambiar rápidamente el actual modelo energético, pero mientras tanto podemos actuar e invertir nuestro dinero en proyectos de energías renovables, buenos para la sociedad y el medio ambiente con retornos rentables.

Si estás considerando invertir en este sector, te aconsejamos suscribirte a nuestra asesoría gratis con un trader profesional para que te ayuden a seleccionar aquellas empresas que realmente están haciendo progresos, analizando el historial de cada empresa, y a los fondos dedicados específicamente al sector.

error: Content is protected !!