La libertad financiera es tener activos que generen ganancias sin depender de un horario de trabajo ni de un sueldo, una persona financieramente libre no trabaja para enriquecer a otros, sino que gestiona y es libre de su tiempo, esa es la libertad.

Seguramente lo haz intentado todo y aún sigues preguntándote como hacen las grandes mentes millonarias para lograr todos sus objetivos y poder estar con sus familiares, viajando, disfrutando de la vida, tomando largas vacaciones entre otros placeres.

Existe uno o varios motivos por el que no haz logrado salir de las 8 horas diarias a de trabajo y quizás el más común es que no recibiste una educación financiera para empezar a emprender por lo que el día hoy te queremos ayudar a dar ese primer paso hacia tu libertad financiera con nuestros tips.

  1. Piensa en algo que beneficie a millones.
    Tu primera labor será ponerte creativo. Usa el lado derecho del cerebro, es decir haz que tu mente te muestre el mapa del tesoro. Todos en algún momento hemos pensado en una idea que será un éxito rotundo. La premisa entonces sería “¿Cómo llevo esa idea a millones de personas?”. Está fue la pregunta que Mark Zuckerberg se hizo a si mismo cuando Facebook dio inicio… sobra decir que el resto es historia. Mi consejo es “piensa fuera de la caja”, los problemas del mundo tienen más de una solución, tu labor futuro millonario, será pensar modos creativos que resuelvan la vida de otros.

 

  1. Sacrifica unos años de arduo trabajo, por décadas de libertad. 
    Sacrifícate unos años haciendo lo que otros no están dispuestos a hacer y disfrutarás el resto se tu vida como otros nunca podrán. Tu segunda labor será pagar el precio… es increíble el poder que tiene el esfuerzo y la dedicación. Te tengo una maravillosa noticia: en realidad tendrás muy poca competencia, ya que la mayoría no está dispuesta a retardar las recompensas y dedicar algunos años a edificar su imperio. En pocas palabras, la mayoría prefiere un sueldo seguro.

 

  1. Ahorra para invertir, no solo por ahorrar. 
    ¿En verdad quieres ser rico? Entonces una parte de lo que ganas no te pertenece. Te explico, un porcentaje de tus ingresos le pertenecen a tu empresa o inversiones… SIEMPRE. De ese modo tu dinero trabajará para ti. Como dijimos al principio… los ricos hacen que su dinero trabaje para ellos, todos los demás trabajan arduamente por dinero.

 

  1. No compres lujos, hasta haber construido los activos para poder pagarlos.
    Retarda los lujos, hasta haber construido tu fortuna… Todo es cuestión de pasión, si te gusta ser empleado entonces sigue adquiriendo pasivos, por el contrario, si te apasiona ser emprendedor dedícate a coleccionar activos. Todo depende de lo que a ti te haga feliz. La idea es enseñar a la gente que antes de comprar pasivos, primero hay que adquirir o construir activos. Los lujos no son malos, pero mantienen pobre al 95% de la población. Ponte como regla base, que antes del pasivo debe ir SIEMPRE primero al activo.

 

  1. Trata al dinero como un amante celoso.
    Millones de personas desean libertad económica, pero sólo aquellos que lo hacen una prioridad alcanzan a ganar millones. Para ser rico, el dinero tienes que ser tu prioridad. Si lo ignoras, éste te ignorará o peor, te dejará por alguien que sí lo tome como prioridad. La prioridad de los ricos son las inversiones… el dinero ama ser invertido.

 

  1. El dinero nunca duerme. 
    El dinero no conoce los relojes, horarios o vacaciones y muchos menos estados emocionales. El dinero ama a la gente que lo hace fluir y que lo hace crecer. Es importante recalcar que las personas con mayor inteligencia emocional y COMPROMETIDAS con su futuro financiero, son las que alcanzan el éxito. Tu labor será ganar dinero mientras duermes. ¿Cómo? Por medio del poder de los ingresos pasivos. Piensa en formas inteligentes de que otros hagan el trabajo por ti.

 

  1. Haz que tu dinero haga el trabajo difícil.
    Invertir es el Santo Grial para convertirte en un millonario. Tu labor será darle empleo a tu dinero. La mejor forma de contratar al dinero, es invirtiendo. No pasas por alto lo siguiente… las ganancias de tus inversiones, también deberán ser invertidas. Esta es la fórmula infalible para ser libre financieramente.

 

  1. Ser pobre no tiene sentido.
    Los pobres trabajan más y ganan menos. Los pobres tienen menos tiempo y menos dinero. Los pobres pagan más impuestos y reciben menos beneficios fiscales. Los pobres no son dueños de su libertad. ¿Quieres ser pobre? Bill Gates dijo: “Si naces pobre, no es tu error. Pero si mueres pobre, es tu culpa.”

 

  1. Sigue el ejemplo de los millonarios. 
    La mayoría de nosotros crecimos en una clase media o pobre y nos limitamos a las ideas establecidas en nuestro núcleo familiar. Te preguntarás, ¿entonces de quién aprendo?  Los últimos 11 años de mi vida he estudiado a los millonarios para aprender e imitar lo que ellos hicieron. Encuentra a tu mentor personal y estúdialo. “No importa si aprendes de él a través de un libro”. La mayoría de la gente rica ha compartido su experiencia y consejos en libros, cursos o audios. El conocimiento es poder y el poder trae riqueza. Empodera tu mente… para esta sección, te daré un consejo millonario… vacía tus bolsillos en tu mente y tu mente llenará tus bolsillos de por vida.

 

  1. Si de todos modos vas a pensar… mejor piensa en grande.
    El mayor error financiero que puedes cometer como futuro millonario es no pensar en grande. No hay escasez de dinero en este planeta, sólo una escasez de gente que no piensa en grande. Recuerda que ya hablamos de beneficiar a millones con tu idea, si logras hacerlo, el dinero no será un inconveniente.

– Entender que la libertad financiera es un derecho tuyo natural, de nacimiento, que te corresponde

No es nada que arrebates ni a la vida ni a nadie. Es algo a lo que todo el mundo tiene derecho, tú y los demás.

  1. La importancia del factor tiempo

Habrás oído que el tiempo es oro, ¿verdad? No sé si oro, pero dinero sí. Y esto es especialmente importante si eres joven, ya que muy poquito dinero hoy puede convertirse en una fuente inmensa de dinero mañana.

  1. Crear una diversidad de fuentes de ingresos que te permitan flujos constantes de efectivo (y mayor independencia y mayor libertad)

Hablemos claro: si dependes de un empleo, de que te contraten, de que te llamen, de que le caigas en gracia a alguien, de que ese alguien decida resolverte la vida… ¿qué puedes esperar? Créeme si te digo que nada. Por eso siempre digo que si buscas trabajo tienes un problema.

  1. Ingresos pasivos

Ingresos pasivos o residuales son los que no dependen de tu presencia física ni tu trabajo corporal. Es decir, no dependen de que estés en un lugar determinado haciendo algo. Eso son ingresos por tiempo, y en los ingresos pasivos estamos hablando de ingresos por resultado.

– Los ingresos por tiempo son limitados, tienen una carrera definida de antemano.       Los ingresos por resultado son infinitos, ilimitados, no tienen punto final.

– Los ingresos pasivos requieren de su creación una sola vez, al principio, y a partir de ese momento pueden otorgar ganancias a su titular sin necesidad de una intervención directa y constante de éste.

– Los ingresos pasivos son aquellos que se configuran una vez y aportan ingresos muchas veces. Son dinero, dinero extra y libertad e independencia financiera.

  1. Uso del apalancamiento

En La fórmula del éxito  explicamos en qué consiste  el apalancamiento, el uso de palancas, que es uno de los mecanismos imprescindibles para lograr la libertad financiera.

Una palanca es un mecanismo que te permite multiplicar los efectos de tu trabajo, de tu esfuerzo. Te permite conseguir más con menos. A través de la utilización de otros medios o tácticas, consigues más beneficios que los derivados de tu única y exclusiva intervención directa.

Si intervienes tú consigues uno. Si intervienes tú a través de una palanca, consigues diez. Algo así.

  1. Uso de redes

Otro de los mecanismos de los que también hablamos en La fórmula del éxito  es del uso de redes.

Una red es un sistema de puntos interconectados que permiten, a partir de un punto inicial, expandirse y extenderse ad infinitum. Eso, efectivamente, te concede un poder sin límites.

  1. Control de las finanzas (gastos e ingresos)

Un adecuado control de las finanzas es fundamental para una buena independencia financiera. Esto implica:

  • Por un lado, algo básico y fundamental, pero que con frecuencia olvidamos: que si gastas más de lo que ingresas, vas por mal camino (estamos hablando de las tarjetas de crédito, por ejemplo).
  • Por otro,  que tu dinero sobrante, el excedente, debes ponerlo a trabajar (no tú, sino el dinero). Ya sabes: inversiones, ingresos pasivos, fórmula del interés compuesto… Y en tus ratos libres puedes calentarte la cabecita para idear nuevas formas de ingresos con lo que ya estás haciendo
  1. Desarrollo de la mente

La era de las cavernas ya pasó. El hombre prehistórico usaba su fuerza bruta para cazar, dar golpes en la cueva y arrastrar a las mujeres por el suelo. Pero en la era moderna y civilizada el hombre y la mujer tienen una mente con la que pueden crear la vida que quieren, organizarla y dirigirla.

La mente es muy poderosa y lo mismo te puede llevar al infierno que a la libertad. Si la entrenas adecuadamente te llevará a la libertad y te mostrará, por sincronía o por intuición, nuevas y constantes formas de generar ingresos. Te mostrará, como hablábamos en otro post, que lo imposible no existe. Y te mostrará cómo fluir y conseguir dinero (y dinero extra) a cada momento.

  1. Fijarte un objetivo.

La mente, entre otras cosas, la puedes utilizar para fijarte un objetivo (o una intención). En este caso, tu objetivo es alcanzar la libertad financiera, no lo olvides.

Grábatelo a fuego como la meta a conseguir. Si no tienes un objetivo claro y preciso (éste, por ejemplo) no vas a ninguna parte, porque no tienes a dónde ir, no tienes camino, no tienes carretera.

Cuando vas a comprar un billete de tren, dices tu destino, ¿verdad? No dices: un billete de tren, por favor.

Cuando te fijes la libertad financiera como meta, descartarás opciones que se te presenten, estarás más abierto a recibir signos y señales del universo, estarás más abierto a percibir la sincronía… Y verás que es cierto que aquello en lo que te enfocas, se expande. El conocimiento, libre y espontáneamente, afluirá a ti de una manera mágica e increíble. Y con el conocimiento, la independencia y la libertad.

  1. Aprender, estudiar, adquirir conocimiento.
    (y no nos me refiero a escuelas ni universidades)

Cuando era pequeño se me quedó grabada una frase de la Biblia: “La verdad os hará libres”. Y esa, valga el juego de palabras, es una gran verdad.

El conocimiento te hace libre y la ignorancia te esclaviza. Así de simple.

Si te gusto el contenido y deseas educarte un poco más, no dudes en visitar nuestra página web o seguirnos en nuestras redes sociales para que estés informado de todas las noticias relacionadas al mundo financiero y el mercado bursátil.

error: Content is protected !!